Manga Gástrica Vs. Bypass Gástrico ¿Cuál Es El Mejor?

bypass-vs-manga-gastrica

Existen varios factores que debes considerar al momento de decidir entre la cirugía de bypass gástrico o la de manga gástrica. A diferencia de otros procedimientos laparoscópicos como la banda gástrica ajustable, tanto la manga gástrica como el bypass gástrico son procedimientos que tienen muchos objetivos en común. Entre ellos que ambos son permanentes, reducen la sensación de hambre y dan lugar a una mayor pérdida de peso.

precio-manga-gastrica

Tomando esto en cuenta te preguntarás ¿Qué factores debes tomar al momento de decidirte por alguna de estas dos cirugías? En este artículo te daremos las pautas específicas en relación a ambos procedimientos. Pero primero, veamos qué puntos examinar al momento de elegir un procedimiento:

  • Pérdida de peso esperada
  • Velocidad de pérdida de peso
  • Momento de la cirugía
  • Beneficios del bypass gástrico y la manga gástrica
  • Riesgo de complicaciones
  • Habilidades del cirujano y preferencias

Cantidad de pérdida de peso

bajar-de-peso

Lo más importante es conocer cuánto peso puedes esperar a perder después de someterte a la cirugía. En este sentido, es igualmente importante saber que la pérdida de peso a largo plazo depende más del estilo de vida que adoptes que del procedimiento que elijas. El punto clave en la pérdida de peso es el ejercicio físico regular y la aplicación de hábitos alimenticios saludables y naturales; de esta manera conseguirás perder peso más rápido, y al mismo tiempo estarás cambiando tu vida.

Si por el contrario, sigues con tu estilo de vida anterior, después del bypass gástrico o la cirugía de manga gástrica es probable que vuelvas a aumentar de peso. En tus manos está lograr el cambio, y de hecho hay testimonios de que realizando simples cambios en tus hábitos diarios puedes lograr cualquier meta de pérdida de peso. Esto puedes corroborarlo mediante los resultados de ambos procedimientos.

Pacientes con bypass gástrico pierden entre un 60%-80% del exceso de peso, mientras que con la manga gástrica los pacientes pierden entre el 50%-70% del exceso de peso corporal en un período de dos años.

Promedio de pérdida de peso ¿Qué procedimiento es el más recomendable?

En relación a la pérdida de peso, a aquellos pacientes superobesos con un índice de masa corporal mayor de 45kg/a menudo se les recomienda la cirugía de derivación gástrica. En estos pacientes se prefiere el bypass gástrico, ya que se genera mayor pérdida de peso y produce el “síndrome de dumping”.

A menudo, estos pacientes sufren de trastornos de la alimentación y de hecho, tienen una larga relación de amor/odio con la comida.  Debido a que el bypass gástrico produce el “síndrome de dumping”, el paciente se refuerza negativamente con síntomas como náuseas, vómitos,  sudoración y una sensación general de estar “enfermo”.

Estos síntomas generalmente sobrevienen poco después de que comen dulces o grandes cantidades de carbohidratos. A pesar de que suene como algo desagradable, esto ayuda a reducir y  los atracones que usualmente aquejan a los pacientes con obesidad.

Actualmente, muchos cirujanos han descubierto que la cirugía de manga gástrica en muy útil en pacientes superobesos, y al ser un procedimiento menos invasivo en comparación con el bypass gástrico, se está empleando con bastante frecuencia y muchos siguen debatiendo en si éste procedimiento puede reemplazar a la cirugía de bypass gástrico, ya que el riesgo/beneficio es una ventana muy amplia.

El empleo de la manga gástrica como procedimiento para perder peso en los superobesos ha dado excelentes resultados, además la cirugía tiene la ventaja de que elimina el 70% del estómago donde específicamente se produce la grelina, la hormona del hambre. Indudablemente, al reducir los diámetros del estómago y limitar los efectos de esta hormona, los resultados son excelentes en esta población en riesgo.

De hecho, un dato curioso acerca de la manga gástrica es que originalmente fue creada como el primer paso de un procedimiento por etapas para los superobesos. Básicamente los cirujanos crean una manga y luego terminan el resto del procedimiento (reconectan los intestinos), luego de que el paciente haya perdido algo de peso.

En promedio, los pacientes con bypass gástrico pierden alrededor del 70% de su exceso de peso, mientras los pacientes sometidos a la manga gástrica pierden en promedio un 60% de su peso. Y aquéllos pacientes con banda gástrica pierden el 50% de su peso.

Comparación entre los tiempos de procedimiento

Como bien sabemos, todo procedimiento quirúrgico conlleva  a un riesgo inherente cuando se habla de estar bajo los efectos de la anestesia, y este riesgo se duplica en pacientes obesos y con comorbilidades (hipertensión arterial, colesterol alto, diabetes).

A pesar de que existen otros factores menos importantes en la decisión de realizar uno u otro procedimiento, el tiempo de duración de la cirugía es demasiado importante a la hora de elegir el procedimiento más adecuado. Si analizas esta información más los otros factores influyentes serás capaz de tomar la decisión más acertada y con conocimiento sobre qué procedimiento se adapta mejor a tus necesidades y condición de salud.

De hecho, en un artículo publicado por la revista “Obesity Surgery”, se examinaron numerosos estudios en relación a la manga gástrica laparoscópica como método terapéutico de la obesidad mórbida, y lograron calcular los tiempos promedios entre ambos procedimientos bariátricos. La duración media para el bypass gástrico fue de 2 horas y 45 minutos, y la duración media de tiempo para la cirugía de manga gástrica fue de 1 hora y 40 minutos.

Comparación entre las velocidades de pérdida de peso

perdida-de-peso

Como mencionamos al principio, la mayor pérdida de peso se logra con la cirugía de bypass gástrico. Sin embargo, si le sumamos tres años o más, la pérdida de peso producida por la   cirugía de manga gástrica también es viable. Incluso, es posible que con el tiempo este procedimiento reemplace el bypass gástrico.

Un elemento a tomar en cuenta en la velocidad de pérdida de peso lo constituye el IMC (índice de masa corporal), el cual afecta directamente a la velocidad y cantidad de pérdida de peso. Cuanto más alto es el IMC, mayor es la pérdida de peso (especialmente después de tres años o más). Por ello mientras más pesado eres más rápido perderás peso.

En promedio, el bypass gástrico produce casi toda su pérdida de peso en el primer año. Los pacientes con cirugía de manga gástrica pueden ver la pérdida de peso de forma continua hasta un año o dos, antes de llegar a su peso ideal.

Cada procedimiento se experimenta de forma diferente. Mientras unos quieren deshacerse de su “traje de gordo” lo más rápido posible,  otros prefieren que la pérdida de peso sea paulatinamente.

Beneficios únicos de cada procedimiento

Ambos procedimientos son muy seguros y el hecho de que un procedimiento tarde más que el otro no debe ser un factor limitante al momento de elegir la cirugía que llene más tus expectativas y que se adecúen a tus necesidades.

El bypass gástrico es considerado el “estándar de oro” en el tratamiento de la obesidad mórbida. Suena bien ¿No es cierto? Pero ¿Qué beneficios tiene el bypass gástrico sobre la manga gástrica?

Mucha gente comparte opiniones diferentes sobre cuál procedimiento es mejor.

¿Por qué el bypass gástrico se considera el “estándar de oro” y no la cirugía de manga gástrica?

  • La cirugía de bypass gástrico ha sido utilizada por mucho más tiempo. Sus complicaciones y los resultados de la misma han pasado por numerosos estudios, y se ha invertido mucho en investigación. De hecho las becas para la formación de cirujanos bariatras emplearon gran parte de su entrenamiento en realizar el procedimiento.
  • Al omitir los intestinos, produce un aspecto de malabsorción, por lo que se requiere menos tiempo para que el cuerpo absorba las calorías, ya que el tracto intestinal se acorta, y esto reduce eficazmente el consumo de calorías.
  • El bypass gástrico es más complicado, y tiene un perfil de riesgo ligeramente mayor, pero produce mayor pérdida de peso, y además crea el síndrome de dumping.
  • Si tienes un historial de reflujo gastroesofágico (ERGE), lo más recomendado para ti es la cirugía de derivación gástrica, ya que hay un menor riesgo de reflujo con esta técnica.
  • A pesar de que el síndrome de dumping suene como una complicación terrible es más un beneficio, y es específico de la cirugía de bypass gástrico.

Síndrome de Dumping

sindrome-estomago-inflamado

También conocido como vaciado gástrico rápido. Esta condición aparece cuando se consumen rápidamente alimentos azucarados o grasas, y el estómago vuelca todo ese contenido de forma precoz en el intestino.

Cuando una persona se somete a un bypass gástrico, quirúrgicamente se le retira el píloro, el cual actúa como una válvula de seguridad que impide que el contenido del estómago se vacíe en el intestino delgado con demasiada rapidez.

Sin embargo, no todo el aquel que se realice el bypass gástrico experimenta este síndrome, a pesar de que los informes demuestren que más del 80% de los pacientes sometidos a la cirugía de derivación gástrica van a desarrollar el síndrome de dumping.

Existen dos tipos de síndrome de dumping:

Dumping Temprano

Los síntomas generalmente se presentan de 15 a 30 minutos después de una comida. Incluyen: náuseas,  vómito, diarrea, calambres, hinchazón, mareos, sudoración y palpitaciones. Sentirse extremadamente enfermo es común.

EL dumping temprano puede aparecer si comes alimentos muy fríos o muy calientes, y también puede producirse al consumir líquidos durante las comidas. Pero la razón más común de que suceda es el consumo de alimentos azucarados y comidas con alto contenido de carbohidratos.

Dumping Tardío

Este dumping es un tipo de hipoglicemia (niveles bajos de azúcar en sangre) y sus síntomas aparecen de 1 a 3 horas después de comer. Los síntomas incluyen: diarrea, sudoración, fatiga, debilidad, mareos, palpitaciones, hambre y desmayos.

La forma de controlar los síntomas es consumiendo alimentos a un ritmo más lento y mediante la restricción de sustancias azucaradas. Esta condición puede controlarse, sin embrago, puede llegar a ser muy grave si el individuo sigue haciendo malas elecciones en su alimentación.

Por qué el síndrome de dumping es un beneficio

Si recuerdas al perro de Pavlov (condicionamiento clásico o pavloviano), seguramente sabrás que el perro salivaba cada vez que veía su comida y de hecho el perro empezó a asociar a Pavlov con la comida, por ende, cada vez que lo veía salivaba. Estas asociaciones ocurren igualmente con el síndrome de dumping, es exactamente el mismo experimento, pero con un refuerzo negativo.

Una vez que combates el síndrome de dumping por primera vez, tu cuerpo desarrolla una aversión extrema a los alimentos azucarados y ricos en carbohidratos. Como guía, tu cerebro envía la orden de advertencia a tu cuerpo de no comer dulces.

Para aquellas personas que han luchado toda su vida con la obesidad, este recordatorio y refuerzo negativo los ayuda a controlar el consumo de alimentos y reemplazarlos por alimentos naturales y saludables.

Otras razones por las que el bypass gástrico es el estándar de oro

El bypass gástrico es un procedimiento complejo y es realizado por lo más talentosos y capacitados cirujanos laparoscópicos. No todo el mundo puede hacer este procedimiento, y por ello es la cirugía de pérdida de peso con más investigaciones y estudios realizados. Además es una historia de éxito y ha sabido implementarse por largo tiempo.

Ventajas de la manga gástrica sobre el bypass gástrico

  • Ambos procedimientos son irreversibles, igual lo es la banda gástrica, ya que para quitar la banda es necesario un segundo procedimiento quirúrgico que suele ser más difícil que el primero.
  • Ambos procedimientos ofrecen un perfil de pérdida de peso similar, aunque se pierde más peso con el bypass gástrico.
  • La cirugía de manga gástrica tiene varias ventajas sobre el bypass gástrico. Entre ellos la reducción de la sensación de hambre y la velocidad y facilidad del procedimiento. Además con la manga gástrica no se necesita tomar vitaminas de por vida después de la cirugía. Esto se explica porque la zona donde se produce la horma del hambre (grelina) es eliminada casi por completo. El resultado es claro, no sentirás el hambre de antes. De hecho, algunos pacientes han reportado que han tenido que recordarse comer en los primeros seis meses de la cirugía.
  • La cirugía de derivación gástrica resulta en un estómago más pequeño y reducción en la producción de grelina.
  • Otro beneficio de la cirugía de manga gástrica es que la pérdida de peso es más lenta (progresiva) y los resultados se ven después de 2 o 3 años.

Riesgo de complicaciones

El riesgo asociado a cada procedimiento incluye las complicaciones que puedan ocurrir inmediatamente después de la cirugía o varios meses después. Algunas de estas complicaciones son menores y en otros casos pueden ser graves.

Sin embargo, la mortalidad  no es un problema importante al momento de la cirugía, especialmente cuando se trata de procedimientos laparoscópicos. Mientras que los procedimientos abiertos tienen una tasa de mortalidad más alta, pero están por debajo del uno por ciento.

Complicaciones de la cirugía de bypass gástrico

En líneas generales las complicaciones más comúnmente asociadas son las siguientes, y las enumeraremos desde la menos grave a la más grave.

  • Náuseas: Es el efecto secundario más frecuente derivada de la cirugía. Se presenta en un 70%. Este síntoma es fácilmente combatible con las recomendaciones de tu médico o nutricionista.
  • Deshidratación: Es complicación frecuente después de la cirugía y se caracteriza por la pérdida de fluidos. Sin embargo, es una complicación con solución (a través de líquidos intravenosos), y es recomendable mantenerse bien hidratado después de la cirugía. Beber 2 litros diarios de agua previene no solo la deshidratación, sino también los vómitos y otras complicaciones. El riesgo es mayor del 65% en la mayoría de los casos.
  • Indigestión: También denominada dispepsia, se caracteriza por dificultad en la digestión de los alimentos, además se acompaña de molestias como ardor y dolor abdominal. Cambiando tu dieta y comiendo alimentos naturales, puedes prevenir esta complicación. Si la dieta no resulta viable, los antiácidos y bloqueadores H2 son medicamentos seguros y recomendados para combatir los síntomas. El riesgo para este síntoma es de 60% o más.
  • Hipoglicemia reactiva: Esta se produce cuando el paciente maneja bajos niveles de azúcar en la sangre. Generalmente se produce 45 o 60 minutos después de comer alimentos ricos en carbohidratos. Entre los síntomas produce mareos, taquicardia y sudoración. La razón de que ocurra se explica en que hay un desequilibrio entre los niveles de azúcar en sangre y la cantidad de insulina disponible en el torrente sanguíneo. ¿Qué pasa? La insulina permite que el azúcar sea utilizado por los tejidos, pero si la insulina se queda circulando en la sangre, el azúcar no se distribuye de manera adecuada, por lo tanto los altos niveles de insulina circulando en sangre producen hipoglicemia. Puedes combatir este efecto tomando jugos naturales o leche descremada. Pero para combatir la hipoglicemia reactiva debes evitar el azúcar y comer más proteínas. La hipoglicemia también puede ocurrir durante la cirugía en esos casos se administran medicamentos intravenosos. En casos extremos se procede a extirpar una parte del páncreas. El riesgo de que este efecto se produzca es del del 1%.
  • Cálculos Biliares: Se presentan en un 33% de los casos. Los cálculos biliares se forman a partir del colesterol y otras sustancias dentro de las vías biliares. Las sales biliares son medicamentos utilizados para disolver los cálculos biliares (ayudan a disminuir los niveles de colesterol en la bilis). Sin embargo, en muchos casos durante la cirugía, puede ser removida la vesícula biliar para evitar esta complicación después de la cirugía.
  • Hernia incisional: Esta es una complicación muy peligrosa, e implica que el intestino quede obstruido. La hernia incisional es un defecto en la pared abdominal, con o sin aumento de volumen y que se produce en el área de la cicatriz postoperatoria. Es frecuente en procedimientos abiertos, y por lo general ocurre meses después de la cirugía. La tasa de frecuencia es del 11% (puede aumentar a un 20% en cirugías abiertas), y las recurrencias son de hasta un 49%.
  • Infección de la herida: Esta complicación es muy frecuente en las cirugías abiertas, y se produce cuando bacterias son liberadas del intestino durante la operación. La infección se puede extender en todo el abdomen, incluso puede llegar hasta los riñones. La actividad física, antibióticos y la terapia respiratoria disminuye los riesgos. La tasa de frecuencia es del 12%.
  • Úlceras marginales: Son las más comunes y se localizan en la bolsa del estómago recién creada, generalmente producen dolor y ardor estomacal. Este tipo de úlceras se puede evitar siguiendo las recomendaciones dietéticas, evitando el tabaco y los AINEs (incluyendo el ibuprofeno). El diagnóstico se confirma por endoscopia. El tratamiento incluye el uso de antiácidos. El porcentaje de aparición de estas úlceras del 12%.
  • Estenosis del estroma: Hablamos de estenosis cuando la abertura del estómago se estrecha, bien sea por inflamación o por obstrucción, impidiendo el paso de los alimentos. Esta complicación es frecuente en la cirugía de manga gástrica y mucho más en la cirugía de bypass gástrico, y resulta de la acumulación de tejido cicatricial. Los síntomas incluyen: intolerancia a los alimentos, disfagia, náuseas y vómitos. Uno de los tratamientos inmediatos es la restricción de la vía oral, es decir, no consumir alimentos por vía oral, sino mediante soluciones de rehidratación por vía endovenosa. Otra vía para solucionar el problema es mediante la dilatación endoscópica, con el fin de restaurar la abertura. El riesgo es del 8%.
  • Hemorragia: Los síntomas más frecuentes relacionados con sangrado postoperatorio incluyen la hematemesis (vómitos con sangre) o melenas (heces con sangre). Existen dos tipos de hemorragias: las intraluminales y las extraluminales. Independientemente del origen del sangrado, una laparotomía de emergencia permite eliminar coágulos y controlar el sangrado. Además, las hemorragias pueden tratarse mediante la reposición de fluidos, uso de mediamentos anticoagulantes o transfusión sanguínea. El riesgo de hemorragia después de una cirugía de bypass gástrico es del 3,2%.
  • Tromboembolismo Venoso: Este puede producir coágulos en las venas de las piernas, que por una serie de factores llega a desprenderse, y viajar hacia los pulmones (émbolo pulmonar). Esta complicación es mortal. El tratamiento es en base a medicamentos anticoagulantes, y se administras antes de comenzar la cirugía. El riesgo de trombosis venosa profunda (TVP) o embolia pulmonar es del 1%.

Complicaciones de la cirugía de manga gástrica:

  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE): Es una complicación a largo plazo, y se caracteriza por episodios periódicos de reflujo gastroesofágico y síntomas como ardor en el estómago, aerofagia, distensión del abdomen. El tratamiento se basa en el uso de inhibidores de la bomba de protones. De persistir la sintomatología se puede recurrir a una gastroscopia. El riesgo es de hasta un 47%.
  • Deficiencias nutricionales: El síndrome de malabsorción y déficit nutricional es frecuente, por lo que es necesario tomar suplementes. La más común de las deficiencias es la de hierro y calcio. La más vista es la deficiencia de ácido fólico (folato). Es importante chequear los niveles de ácido fólico. El riesgo es del 12%.
  • Estenosis crónica: Generalmente requieren endoscopia o tratamientos quirúrgicos. Si el estrechamiento es corto se utiliza la dilatación endoscópica, pero si es larga, la cirugía es necesaria.
  • Cálculos biliares: También son frecuentes en pacientes sometidos a la manga gástrica. La prevención es la misma que la del bypass gástrico. El riesgo de esta complicación es de un 23%.
  • Tromboembolismo venoso: Aunque el riesgo es mayor en pacientes con bypass gástrico, hay riesgo y es inferior al 1%.
  • Fallas en la línea de grapas: Esta es una preocupación en la mente de las personas que se someten a este tipo de procedimientos. A menudo produce taquicardia, problemas respiratorios y aumento de la temperatura corporal. Si la fuga de las grapas se produce pocos días después de la cirugía se puede intervenir por laparoscopia, para hallar y reparar la fuga. Sin embargo, si la fuga tiene más semanas se debe drenar el área y colocar stents o hacer un lavado. El riesgo para esta condición es del 2,4%.

Agrega un cometario