Dieta del Bypass Gástrico: Guía Completa

dieta-bypass-gastrico

La cirugía de bypass gástrico es un procedimiento que dar resultados, en ocasiones lentos pero seguros.

La pérdida de peso está garantizada, al igual que una disminución de las comorbilidades.

Esto quiere decir, que si sufres de hipertensión o diabetes, en este periodo de tiempo, los efectos de la enfermedad tendrán menos impacto en tus órganos, por lo que se reducirá en buena parte la cantidad de medicamentos que consumías en un principio, de manera tal que las mejorías pueden ser observables y se mantienen a largo plazo.

Suena excelente ¿Verdad? ¡Así es!  Poco tiempo después de realizarte la cirugía te sentirás como una persona totalmente nueva, la versión mejorada de ti mismo, y con mayor confianza, lo cual es importante para tu desempeño diario. Sin duda alguna, el bypass gástrico genera muchos beneficios aparte del bienestar emocional y físico que produce.

Todo suena prometedor, y sabes que has pasado por la parte más difícil, sin embargo, la clave para que los resultados positivos se mantengan a largo plazo, es cambiar tu alimentación. En este punto, la dieta se vuelve la piedra angular que trabaja de la mano con el bypass gástrico, por lo que de ti depende romper los esquemas mentales que puedas tener sobre lo que comes. De ahora en adelante, debes estar preparado para realizar esos cambios que necesita tu alimentación.

En el siguiente artículo te enseñaremos a cambiar tu manera de pensar respecto a ciertos alimentos, y del mismo modo sabrás cuáles son los más beneficiosos para ti.

Saber qué puedes y qué no puedes comer es el salto que debes dar para ser saludable. Te guiaremos paso a paso durante tu recorrido hacia una dieta saludable. Las primeras cinco semanas posteriores a la operación son cruciales por dos razones: La primera es por tu seguridad, ya que si no estás bien orientado acerca de qué alimentos puedes comer, equivocarte puede atrasar tu recuperación. Y segundo, sustituir viejos hábitos alimenticios por hábitos saludables que te lleven a perder peso de forma rápida y segura.

Dieta líquida Pre-operatoria

La dieta líquida debes cumplirla 15 días antes de la intervención quirúrgica, ¿Pero con qué fin?

El objetivo de esta dieta es poder reducir la cantidad de grasa que pueda estar acumulada alrededor del hígado y el bazo, además evita complicaciones y limitaciones durante la cirugía, ya que generalmente el volumen de adiposidad es grande, lo cual dificulta la visibilidad de las estructuras anatómicas durante la cirugía.

De no seguir con la dieta, la cirugía se retrasa o incluso puede ser cancelada si en el momento el cirujano considera que no has perdido suficiente peso para someterte a la cirugía de bypass gástrico.

Es vital que cumplas esta dieta antes de la operación. Escucha a tu médico y sigue sus recomendaciones al pie de la letra. Muchos pacientes esperan 6 meses, e incluso hasta un año para poder ser candidatos a la cirugía, y solo por no seguir la dieta. En este sentido, de ti va a depender que la cirugía sea aprobada por el cirujano bariatra.

La dieta pre-operatoria incluye los siguientes elementos en las primeras 2 semanas:

  • El principal componente en la dieta son los batidos de proteínas, jugos naturales, frutas y alimentos licuados.
  • Se permite consumir bebidas sin azúcar, o utilizar sustitutos del azúcar.
  • Evitar consumir bebidas carbonatadas y cafeína.
  • Puedes optar por comer caldo de sopa con verduras, preferiblemente licuadas.
  • Se permite consumir jugo de vegetales y V8.
  • Las cremas de arroz y de trigo pueden ser un buen complemento.
  • Si tu cirujano o nutricionista lo permite, puede comer de una a dos porciones diarias de carne magra y/o verduras, pero solo si ellos lo aprueban.
  • Recuerda degustar la comida muy lentamente y no olvides esperar 30 minutos antes de consumir cualquier líquido mientras comes. Esto quiere decir que no debes comer y beber al mismo tiempo, tienes que esperar 30 minutos como máximo.
  • Después de la cirugía probablemente la separación de la comida (líquidos y sólidos) sea más estricta. Pero si comienzas a cultivar ese hábito será más fácil para ti después del procedimiento.

Es importante que tengas cubiertas tus horas de comida y que sepas cómo intercalarlas cuando vayas a beber líquidos.  Por ejemplo:

  • A las 8:00 am proteína de reemplazo.
  • A las 9:00 am medio vaso de leche descremada.
  • A las 10:00 am medio vaso de agua.
  • A las 11:00 am proteína.
  • A las 12:00 am medio vaso de agua.
  • A las 2:00 pm gelatina sin azúcar.
  • A las 3:00 pm medio vaso de agua.
  • A las 4:00 pm proteína.
  • A las 5:00 pm medio vaso de agua o proteína.
  • A las 6:00 pm proteína.
  • A las 7:00 pm medio vaso de agua.

Reemplazo de alimentos con alto contenido de proteínas

Justo antes de la cirugía, y una vez que comienzas la dieta líquida, tu cuerpo entra en cetosis. Esto quiere decir que el cuerpo utiliza sus reservas de grasa como fuente de energía. Esto resulta en una disminución de las grasas alrededor del hígado, y es un proceso que ocurre en corto tiempo. Como haz podido observar, esta dieta preoperatoria es alta en proteínas y baja en hidratos de carbono. Seguramente querrás saber qué alimentos ricos en proteínas pueden servirte como sustitutos. Entre ellos:

  • Isopure Zero Carb
  • Unjury medical quality protein
  • Chiken protein
  • EAS Myoplex Luz / Carb Control
  • GNC total Shake magra 25

Notas pre-operatorias

Existen ciertos medicamentos que deben suspenderse antes de la cirugía de bypass gástrico. Generalmente debes dejar de tomarlos una semana antes del procedimiento, o en su efecto disminuir las dosis. Los principales son los siguientes:

  • Coumadin (warfarina)
  • Esteroides
  • Otros medicamentos anticoagulantes
  • La aspirina, Motrin, Advil, Celebrex y otros AINEs
  • Hormonas de reemplazo
  • Anticonceptivos
  • Dejar el cigarrillo antes de la cirugía previene la formación de coágulos durante la intervención.
  • Combate el “síndrome de la última cena”. Es importante que el estómago esté vació durante la intervención. Por ello evita comer o beber el día de la cirugía.

Instrucciones sobre la dieta después de la operación

Es importante que  una vez que la cirugía es completada sigas un plan de alimentación estricto. Adoptar nuevas medidas de alimentación ayudará a que la línea de grapas en tu estómago se cure satisfactoriamente. Así que a la hora de alimentarte debes evitar aquellos alimentos que interrumpen con ese proceso de curación, y saber que el estrés excesivo sobre las líneas de grapas puede originar fugas. La dieta de bypass gástrico consiste en cuatro etapas:

  • Etapa I: Líquidos claros (duración de 1 a 7 días después de la cirugía).
  • Etapa II: Líquidos (duración de 14 días).
  • Etapa III: Sólidos suaves (duración de 2 semanas a 2 meses de completada la etapa II).
  • Etapa IV: Comidas sólidas (de por vida).

SEMANA 1: Líquidos claros

Durante esta semana solo se permite consumir líquidos claros (agua, leche descremada, jugos de frutas sin azúcar, caldo sin grasa, gelatina sin azúcar, Crystal Light), a razón de 2 onzas por hora. Esta fase es variable (dependiendo de las recomendaciones de tu dietista o médico bariatra). La meta principal es mantenerte bien hidratado, así que debes recordar ingerir líquidos durante todo el día. En este sentido, el objetivo es que cada hora ingieras entre 1 a 2 onzas de agua u otro líquido claro.

SEMANA 2 y 3: Purés y batidos de proteínas

mujer-tomando-proteina

Después de cumplir con la primera etapa, puedes empezar a consumir batidos de proteínas o purés. Esta etapa tiene una duración  de una semana. Pues bien, en esta etapa tu estómago es mucho más pequeño, por lo tanto debe garantizarte pequeñas comidas durante el día, una ingesta diaria de 60-70grs. de proteína y aproximadamente 64 onzas (8 vasos) de líquidos claros. La meta es comer 3 a 4 onzas o media taza de comida semi-líquida.

Entre los alimentos que debes evitar a toda costa se encuentran la cafeína y las bebidas gaseosas. Además debes evitar consumir alcohol, carbohidratos y azúcares refinados.

Proteínas que puedes consumir

  • Batidos de proteínas o puré de sustituto de huevo (o huevos revueltos solamente).
  • Claras de huevo.
  • Queso de pasta blanda sin grasa o queso cottage.
  • Leche sin grasa (al 1%).
  • Ensure o Boost.

Otros alimentos:

  • Sopas en puré o cremosa.
  • Jugos de verduras
  • Café o té regular descafeinado.

Siempre recuerda consumir los líquidos claros y los alimentos tipo puré de manera separada, esperando unos 30 min entre cada toma de alimento. En este sentido, se recomienda beber líquidos claros 30 minutos antes de una comida y al menos 60 minutos después de comer. Toma la precaución de degustar muy lentamente los líquidos, y no usar pitillos, ya que podrían llenar el estómago de aire.

Otras recomendaciones durante esta semana es tomar vitaminas o suplementos multivitamínicos ricos en hierro, citrato de calcio (400 a 600mg diarios dos veces al día), con el fin de prevenir deficiencias nutricionales. Estas vitaminas puedes conseguirlas en diferentes presentaciones (pastillas masticables, jarabe, etc). Recuerda que debes tomar el citrato de calcio separado de las dosis de hierro, ya que el calcio interfiere con la absorción del hierro.

¿Cómo puedes armar tu plan de alimentación durante estas semanas?

El siguiente plan de alimentación puede servirte de muestra para que inicies tu dieta en la segunda semana. Es bastante sencillo y fácil de aplicar según  tus necesidades

  • 8:00 am: Batido de proteínas´+ Suplementos multivitamínicos
  • 9:00 am: 8 onzas de agua
  • 10:00 am: 2 claras de huevo
  • 11:00 am: 8 onzas de leche descremada + Citrato de calcio
  • 12:00 pm: Batido de proteínas
  • 1:00 pm: 8 onzas de agua
  • 2:00 pm: 8 onzas de agua o leche descremada + Suplementos multivitamínicos
  • 3:00 pm: Batido de proteínas
  • 4:00 pm: 8 onzas de leche descremada + Citrato de calcio
  • 5:00 pm: 8 onzas de gelatina sin sabor
  • 6:00 pm: Batido de proteínas
  • 7:00pm: 8 onzas de leche o agua+ Citrato de calcio

SEMANA 4 y 5: Alimentos blandos

clara-de-huevo-cocida

Esta etapa de la dieta te permite introducir alimentos blandos a tu dieta diaria (por recomendación del médico y/o nutricionista), y tiene una duración de dos semanas.  Es importante tener claro varios conceptos que pueden confundirte a la hora de elegir un alimento (entre ellos el tipo de alimentos considerados  como “blandos”).  De tal forma que si tiene pensado introducir un alimento en específico,  debes saber que todo alimento que se hacen puré, son candidatos perfectos para la fase anteriormente descrita. Esta dieta incluye las carnes blandas y las verduras cocidas.  Recuerda que  la cantidad recomendada es de 60 a 70grs de proteínas y 64 onzas de líquido al día. Es importante garantizar el consumo de proteínas magras de alta calidad, y la combinación de vegetales blandos. También se permite introducir una pequeña porción de grasa (aguacate maduro, por ejemplo).

Las siguientes son las proteínas que te recomendamos:

  • Carne, productos lácteos y huevos
  • carne magra de pollo
  • Pavo sin grasa
  • Pescado
  • Claras de huevo
  • Queso cottage sin grasa
  • Queso sin grasa
  • Tofu
  • Vegetales
  • Patatas
  • Zanahorias
  • Judías verdes
  • Tomates
  • Pepinos
  • Plátanos
  • Aguacates

De igual forma debes tomar tus vitaminas diarias, incluso, tu nutricionista puede recomendarte 1000 UI de Vitamina D3 durante 3 días (dividido en dos dosis de 500UI c/u). Además esta vitamina puedes tomarla junto con la vitamina C. También es recomendable tomas una dosis diaria de Vitamina B12 (entre 500 a 1000mcg)

A continuación te presentamos ejemplos de cómo debes planificar tus comidas durante esta etapa:

  • 10:00 am: ¼ de taza de queso cottage sin grasa
  • 11:00 am: 8 onzas de Skim Milk + Dosis diaria de calcio y vitamina D.
  • 12:00 pm: 2 onzas de atún + ½ taza de zanahorias
  • 1:00 pm: 8 onzas de jugo de vegetales
  • 2:00 pm: 8 onzas de caldo de vegetales + Suplementos multivitamínicos
  • 3:00 pm: 2 onzas de pollo y aguacate
  • 4:00 pm: 8 onzas de Skim Milk + Dosis de calcio
  • 5:00 pm: 8 onzas de agua.

SEMANA 6: Alimentos sólidos

¡Finalmente lo has logrado! Has llegado a la última etapa y es momento para empezar a comer comida de verdad. Sin embargo, esto no significa que puedas comer lo que quieras.

Esta etapa de la dieta consiste en consumir proteínas, vegetales, y una cantidad limitada de granos. Recuerda que puedes consumir poca azúcar, aunque preferiblemente no lo hagas. Los azúcares refinados no se recomiendan por sus efectos después de la cirugía.

¿Qué recomendaciones debes seguir?

  • Lo más importante es que introduzcas un alimento nuevo a la vez (no más de un alimento nuevo por día), y evaluar cómo reacciona tu cuerpo frente a esta demanda de alimentos.
  • Comer despacio y masticar los alimentos (15 segundos por cada bocado) mejora el proceso de la digestión. Existen aplicaciones que pueden ayudarte a contar el tiempo (puedes utilizar el temporizador de la aplicación Baritastic).
  • Recuerda separar los alimentos de las bebidas por al menos 30 minutos.
  • Se recomienda seguir la ingesta de 64 onzas de agua al día.
  • Es recomendable ingerir primero la proteína, luego los vegetales, y de último los carbohidratos.
  • Aléjate de los alimentos procesados, refinados y pre-envasados, ya que tienen muchos aditivos y conservadores que no aportan los nutrientes que tu cuerpo realmente necesita.
  • Al momento de elegir cualquier alimento procesado o no, lee las etiquetas y elige solo aquellos alimentos bajos en calorías y grasas. El consumo total de calorías al día es de 1200 a 1500 calorías (18 meses después de la cirugía).
  • No consumir azúcares refinados, grasas y carbohidratos, ya que pueden producir el síndrome de dumping.
  • Hay alimentos que debes consumir con precaución. Entre ellos: Carne de vaca, carne de cerdo, mariscos, uvas, nueces, granos enteros, maíz, frijoles.

¿DIETA MÁS EJERCICIO?

pareja-caminando

La dieta por sí sola no ayuda a la reducción de peso luego de una cirugía de bypass gástrico, por ello es importante comenzar un plan de ejercicios en la segunda semana. Puedes realizar ejercicios como caminar, correr, hacer ciclismo, levantamiento de pesas, ejercicio aeróbicos, bádminton, senderismo y baile. Todas estas actividades recreacionales y divertidas puedes hacerlas sin ningún problema. Se recomienda realizar 30 minutos de ejercicio 5 a 7 días a la semana.

PRECAUCIÓN: No se recomienda levantar más de 6 kg de peso durante al menos 6 semanas después de la cirugía, ya que puede producir una presión indebida sobre los puntos de sutura internos y originar una hernia.

Tips que no debes olvidar durante la dieta del bypass gástrico

  • Elige sabiamente los alimentos que puedes consumir, preferiblemente con alto contenido de proteínas, pocos hidratos de carbono y grasas moderadas.
  • Elige las carnes magras, enlatados de atún y salmón
  • Evita alimentos muy grasos y picantes
  • Ingiera muchas frutas y hortalizas
  • Los alimentos con grasas buenas son: Aguacates, salmón, nueces, sardinas, mantequilla de frutos secos, aceite de coco.
  • Planifica tus comidas.
  • Involucra a tus familiares en tu nuevo plan de nutrición.
  • Compra alimentos saludables y evita los dulces y postres.
  • Recuerda separar el agua de los alimentos por lo menos 30 minutos
  • Introduce nuevos alimentos lentamente

De ahora en adelante serás un experto en alimentación saludable, y poco a poco irás adquiriendo nuevas herramientas que te ayudarán a llegar a tu meta de pérdida de peso, y por supuesto a vivir mejor. Para llegar a ello te recomendamos algunos libros donde te puedes informar sobre todo lo referente a nutrición después de un bypass gástrico. Entre ellos:

  • Grano de cerebro (este libro está lleno de recetas y consejos que te ayudarán a implementas un estilo de vida saludable).
  • Guía Dummy para comer bien después de una cirugía bariátrica (en este libro encontrarás deliciosas recetas y consejos útiles en la pérdida de peso).

Para más información acerca de la dieta después de una cirugía bariátrica haz click aquí

Para más información sobre el Bypass Gástrico haz click aquí

Agrega un cometario